Odegaard, un caso de éxito

Foto EFE

«El Real Madrid C. F. y el Stromsgodset Fotball han llegado a un acuerdo para el traspaso del jugador Martin Odegaard«. De esa forma fue como el Real Madrid anunció el 22 de enero del 2015 por medio de un comunicado el fichaje de una de las promesas del fútbol noruego.

Odegaard ya hacía sonar con apenas 15 años su nombre por Noruega. Ya impresionaba a leyendas del fútbol vikingo como John Arne Rise, el jugador que ha jugado más partidos con la selección de fútbol de Noruega o incluso el seleccionador nacional en ese entonces, Nils Johan Semb, quien definió a Odegaard como uno de los mejores jugadores de esa edad en Europa.

Mucho ruido ocasionó el fichaje de Odegaard por el Real Madrid, pues con 15 años y a pesar de su talento se llegó a hablar más del sueldo que ganaría en el equipo, presión que indudablemente se sumó al hecho de por sí jugar en el conjunto de Chamartín.

Con 15 años se unió a las filas del Real Madrid Castilla y su nombre fue inscrito en la lista del primer equipo para la UEFA Champions League, pero a pesar de que se convirtió en el jugador más joven en debutar en el Real Madrid en Liga con 16 años y 157 días ante el Getafe, el futuro de Odegaard estaría lejos de Madrid, por lo menos por los próximos 4 años.

El Real Madrid ha optado desde hace varios años por implementar una filosofía de fichar a las mejores promesas del fútbol europeo y mundial, haciéndose con sus derechos cuando apenas están empezando a dar una pequeña muestro de su talento.

A esta filosofía, la cual ha recibido innumerables críticas por los opositores al conjunto madridista, se basa en la cesión de estos jugadores para otros equipos en España y el viejo continente.

Siendo uno de los equipos más famosos en la historia de este deporte, sino el más, el Real Madrid siempre ha contado con los mejores jugadores en sus planteles, desde el fichaje de Alfredo di Stéfano, pasando por la infructuosa generación galáctica y cerrando con el fichaje de Cristiano Ronaldo, por lo que jugar en el Real Madrid es casi una tarea imposible.

A raíz de esto, las cesiones son el mecanismo perfecto para que las jóvenes promesas que aterrizan en el Bernabéu o en el Di Stéfano, puedan crecer futbolística y profesionalmente con los minutos que pueden ofrecerle otros clubes y que por el momento no se puede permitir el Real Madrid.

En este momento es el caso de varios jugadores que tras ser fichados o salidos de la cantera del Real Madrid, se encuentran creciendo a base de minutos en otros equipos. Sergio Reguilón en el Sevilla, recientemente campeón de Europa League; Óscar Rodríguez, referencia en el ataque del Leganés y nuevo jugador del Sevilla; Dani Ceballos, quien disputará su segunda temporada cedido en el Arsenal; Takefusa Kubo, quien deslumbró en el Mallorca y recae cedido en el Villarreal; Jorge de Frutos, quien pasó una temporada en el Rayo Vallecano y se ha encontrado con Dani Gómez, también cedido una temporada en el Tenerife, en el Levante; el último anunciado de Fran García al Rayo Vallecano y para concluir este incompleto resumen con el hispano-marroquí Hakimi Achraf, sin duda el más sobresaliente con el Borussia Dortmund en la Bundesliga y que es nuevo jugador del Inter de Milán por 40 millones de euros.

Todos estos ejemplos de éxito se suman al de Martin Odegaard pero el caso del noruego es distinto. Tras sus 4 años como cedido es el único de esta banda de promesas que se ha ganado el derecho de volver al primer equipo del Real Madrid para la temporada 2020-2021.

Sin embargo no todo fueron luces para Odegaard en estos cuatro años, pues en este periodo tuvo un momento de oscuridad que hicieron al mundo del fútbol olvidarse del noruego por su fútbol y acordarse por una exagerada definida ‘decepción’.

Tras debutar con 16 en el Real Madrid, Odegaard se marchó cedido en enero del 2017 hasta junio del 2018 al Sportclub Heerenveen de la Eredivise (Liga holandesa). En dicho periodo sumó en su primera media temporada 1 gol y 3 asistencias en 17 encuentros disputados, y logró encontrar un poco más de regularidad en el equipo en la temporada 2017-2018.

En un nuevo viaje como cedido, en agosto del 2018 Odegaard aterrizó en el Vitesse de la misma liga para recuperar su fútbol y demostrar a sus críticos que tan solo era una etapa de aprendizaje y adaptación al fútbol profesional. Con el Vitesse, Odegaard fue destacado como el mejor jugador del equipo en la temporada y finalizó el año con 11 goles y 12 asistencias en 39 partidos disputados.

Este ruido ocasionado por el noruego le permitió renovar con el Real Madrid hasta el 2023, pero además le ayudó a volver a la Liga Española para fichar por la Real Sociedad.

«El Real Madrid C. F. y la Real Sociedad han acordado la cesión del jugador Martin Odegaard para la próxima temporada, hasta el 30 de junio de 2020», anunció el equipo madridista el 05 de julio del 2019.

Foto EFE

En el conjunto de San Sebastián, Martin Odegaard vivió el mejor año de su carrera como futbolista profesional hasta el momento y se ganó el corazón de los aficionados blanquiazules con puro fútbol, talento y clase.

Durante la temporada 2019-2020, Odegaard disputó con la Real 31 partidos oficiales y marcó 4 goles. Sin embargo el número en la tabla de goleadores fue borrado al lado del talento mostrado en el terreno de juego y que demostró el crecimiento obtenido en su paso por el fútbol holandés.

Odegaard no solo se volvió un jugador indiscutible para Imanol Alguacil, sino que llevó al equipo hasta la final de la Copa del Rey tras eliminar al equipo dueño de sus derechos, el Real Madrid, en cuartos de final. Dicho partido ante el Athletic de Bilbao, suspendido por el coronavirus, le pudo haber dado al centrocampista noruego su primer título como futbolista profesional.

El recorrido de Odegaard por el fútbol holandés y español, demostró al Real Madrid, de nuevo, que la cesión de jugadores es el mejor camino para la formación de sus propios futbolistas.

El excelente desempeño de Odegaard en LaLiga Santander no solo lo convirtió en uno de los mejores centrocampistas revelación en el campeonato sino en uno de los futuros talentos a destacar en Europa.

Foto realmadrid.com

Zidane, un entrenador que le gusta mantener a futbolistas con clase, como él en sus tiempos de jugador, en el centro del campo, impidió a la Real la opción de hacerse con los servicios del jugador una temporada más.

«Es difícil calar tanto en tan poco tiempo, pero Martin Odegaard lo ha conseguido», inició el comunicado oficial de la Real Sociedad con el que se despidió del jugador y confirmó el regreso a la entidad blanca.

El comunicado confirma el talento que demostró Odegaard en el campo por lo que resaltaron «sus goles, su fútbol, su carácter, su esfuerzo y su humildad», pues según ellos «han hecho que Martin sea recordado con un inmenso cariño por toda la familia realista», agregó.

Finalmente el comunicado despide al noruego con un «Eskerrik asko, Martintxo» que significa «Gracias Martin» y le desea «lo mejor para su futuro».

El cariño que deja en la Real Sociedad y el deseo de Zidane con el que vuelve al Real Madrid es una evidencia de que la filosofía de cesiones implementada ofrece frutos a mediano y largo paso, pues solo se necesita paciencia y confianza en el talento del jugador para obtener el crecimiento que se requiere para formar parte del Real Madrid.

El Real Madrid obtiene de esta manera a uno de los mejores centrocampistas del fútbol español y que está llamado a ser el pilar en el centro del campo de Zinedine Zidane para los próximos años.

Con la edad de Luka Modric, la desaparición del mapa de titulares de Isco y el lento pero progresivo descenso futbolístico de Toni Kroos, Odegaard llega en el momento perfecto para aprender de la veteranía de estos futbolistas pero con la proyección de ser su relevo en las próximas temporadas.

El mismo caso de Odegaard lo vive Sergio Reguilón, quien tras una temporada en el Sevilla ha logrado consolidarse como el titular en el lateral izquierdo de Julen Lopetegui y salir campeón de Europa, y aunque jugará otra temporada en el conjunto andaluz, será el relevo de Ferland Mendy en un futuro cercano tras la salida de Marcelo, pero aún falta para eso.

El último cedido ha sido Reinier, el delantero brasileño que llegó desde el Flamengo de Brasil ha disputado tan solo 3 partidos con el Real Madrid Castilla tras el prematuro final de campeonato en Segunda División ‘B’, a causa del coronavirus.

El Borussia Dortmund y el Real Madrid acordaron una cesión para el brasileño por los próximos dos años, momento en el que se verá si como Odegaard tiene el talento y la capacidad de volver a vestir la camiseta del Real Madrid.

1 pensamiento sobre “Odegaard, un caso de éxito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *