0-1. El Bayern de cabeza a su sexta orejona

El Bayern Munich se coronó este domingo como el campeón de la UEFA Champions League tras vencer con gol de Kingsley Coman al París Saint-Germain en su primera final disputada en su historia, firmando el triplete con los títulos de Copa Alemana y Bundesliga.

El Bayern logra así, siete años después, su sexta orejona y se ubica detrás del AC Milán como el equipo con más Ligas de Campeones en su palmarés, mientras que el PSG firma la séptima final consecutiva perdida para equipos franceses.

En un partido en el que el PSG tuvo la mayoría de ocasiones claras de gol pero se encontró con el mejor Manuel Neuer, las imágenes se fueron sobre Neymar y Kylian Mbappé, quienes buscaron hasta el cansancio durante todo el campeonato darle al conjunto parisino su primera Liga de Campeones.

Foto EFE

Los ajustes de Hans-Dieter Flick fueron determinantes para que el Bayern recuperara el control del partido en el segundo tiempo y se notaron en la posesión y control del balón del Bayern, encontrando el gol en el minuto 59 gracias a un cabezazo de Kingsley Coman, a centro de Joshua Kimmich.

Bayern Munich encaró el inicio del partido con la mano en el cuello al París Saint-Germain y forzando al conjunto francés a defender con todos sus jugadores en su propio campo, con similitud en el segundo tiempo.

El PSG por su parte con la difícil misión de pelear la posesión al equipo bávaro, que contó con un Thiago Alcántara conectado con su buen juego y controlando la temperatura del partido.

El duelo interesante se planteó entre un ataque del PSG, mucho más sonoro por nombres con Neymar, Kylian Mbappé y Di María, ante una defensa formada por una pareja de centrales sólidos como Jerome Boateng, sustituido por Niklas Sule, y David Alaba, en ocasiones vencidos por la velocidad del tridente.

Con el pasar de los minutos en la primera mitad el PSG logró encontrarse más cómodo en el campo, realizando transiciones rápidas con balones largos hacia la recepción de Mbappé y Neymar, quienes con Di María utilizaron la velocidad como factor desequilibrante.

Esta velocidad del PSG lo llevó a tener la primera gran ocasión del partido a los 17 minutos, en un mano a mano de Neymar con Manuel Neuer y donde el guardameta alemán salió victorioso como en todo el partido.

La balanza del primer tiempo se decantó para el Paris Saint-Germain, no solo sumando más ocasiones claras de gol, sino bloqueando el juego del Bayern y sobre todo la salida del lateral izquierdo Alphonso Davies, fundamental en las clasificaciones del Bayern.

Tras el primer gol del Bayern el PSG tuvo una reacción positiva como la optada en la remontada ante el Atalanta, sin embargo la desesperación y los minutos corriendo jugaron en contra para el conjunto parisino que empezó a entregar balones errados y tiros de media distancia que se marcharon fuera.

El segundo tiempo fue total para el Bayern de Munich en el manejo del balón, en la posesión, con las líneas más cerradas y un PSG acorralado que tuvo que remar en contra pero que terminó ahogado.

Finalmente el Bayern sentencia la final y consigue su sexta Champions Legue ante el PSG que ve cómo un proyecto deportivo millonario vuelve a fracasar en el torneo más importante a nivel de clubes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *