3-2. El Sevilla es campeón y firma un seis de seis

El Sevilla se consagró este jueves como campeón de la UEFA Europa League tras vencer por 3 goles a 2 al Inter de Milán, con dos goles de Luuk de Jong y un gol en contra de Romelu Lukaku en el tramo final del partido.

Lukaku, quien pasó de héroe a villano tras marcar en su undécimo partido de Europa League, le otorga al Sevilla su sexta corona en seis finales disputadas y le da finalmente a Julen Lopetegui el cierre perfecto a su primera temporada a cargo del club andaluz.

El Sevilla encaró la final de su torneo favorito con las ganas de lograr su sexto título en Europa. Un campeonato donde se siente más cómodo, donde es el más ganador, donde es el rey, ante un Inter de Milán que después de 10 años volvió a vivir una final europea, tras lograr la Champions League en el 2010 de la mano de José Mourinho.

Foto EFE

En el banquillo español Julen Lopetegui, un entrenador que buscó su propia reivindicación tras las salidas por la puerta de atrás de la Selección Española y del Real Madrid. En el Sevilla encontró una casa, fue acogido y en su primera temporada a cargo del equipo andaluz ha llegado lo más lejos posible en la segunda competición más importante a nivel de clubes en el viejo continente y lo ha ganado.

Mientras tanto, en este duelo de líderes, Antonio Conte, un entrenador pasional que vivió con el equipo italiano la mejor temporada goleadora, batiendo el récord de tantos marcados en toda su historia. Cierra la temporada con 112 goles a su favor.

El primero del partido llegó tras una torpeza defensiva de Diego Carlos, quien se preocupó más por frenar la carrera de Romelu Lukaku que por recuperar el balón. Tras ir a por el cuerpo del belga, el brasileño forcejeó descaradamente y finalizó la falta con una pisada al talón dentro del área. Gol de Lukaku desde los 11 pasos.

Este duelo entre defensor y delantero tendría revancha a favor del defensor.

El empate llegó de nuevo tras una asistencia de los pies del capitán. Por el costado derecho, Jesús Navas envió un centro al área que fue conectado de cabeza por Luuk de Jong, el mismo que logró la clasificación del Sevilla ante el Manchester United.

Un despiste en la espalda de Diego Godín le dio la ventaja al delantero para conseguir el empate a los 12 minutos. 1-1.

Foto EFE

La presión alta fue un condicionante protagonista en todos los partidos de la Europa League. Los clubes que aplicaron este sistema de presión tuvieron ventaja en la recuperación del balón, en este caso el Sevilla, con Lucas Ocampos y Luuk de Jong como primeras líneas de defensa.

La cabeza de de Jong salvó el error de Diego Carlos en la primera parte y en el minuto 33, de nuevo por la vía aérea, un ‘testarazo’ del holandés logró la remontada momentánea del Sevilla. Momentánea, pues tan solo dos minutos después Diego Godín logró de cabeza el empate. 2-2.

El partido se transformó en un ir y venir entre los arcos, desarrollado entre dos conjuntos acostumbrados a ir al ataque, generadores de espacios y con buen toque de balón.

La velocidad y la potencia física de un jugador como Lukaku puso en problemas la defensa del Sevilla, ante un Diego Carlos con afán de anticipar en defensa y superado en varias ocasiones por el belga.

Esa intensidad de ambos equipos, que se transformó por momentos en impaciencia, se perdió en el segundo tiempo y ambos equipos optaron por cuidar más la pelota y administrar mejor la posesión, pues cualquier error en salida es determinante en el resultado en esas instancias del partido.

Cuando el partido entró en un bucle de posesión y ambos equipos optaron por ser precavidos por cuidar el resultado, Romelu Lukaku, poseído por el espíritu de defensor, metió en propia puerta un disparo de Diego Carlos de ‘chilena’ que iba para afuera, otorgándole al Sevilla el 3-2.

Finalmente Lukaku, quien se consagró como el gran goleador del Inter en la Europa League y en el campeonato nacional, se convierte en el verdugo de su propio equipo y suma al Sevilla un título más.

Es de destacar lo hecho por el Sevilla a lo largo del campeonato, en el que eliminó a clubes como Roma, Wolverhampton y Manchester United, además de consagrarse de nuevo como campeón y firmar un seis de seis en finales de Liga de Europa.

La deuda sigue, cómo no, en LaLiga Santander, un campeonato en el que siempre se mantiene en la pelea pero que finaliza lejos de los líderes. Sin embargo, el mérito está en firmar la temporada con un campeonato en la vitrina, a diferencia de clubes como Manchester City o Barcelona, que dejan en blanco el año.

1 pensamiento sobre “3-2. El Sevilla es campeón y firma un seis de seis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *