0-3. Bayern Munich, finalista a medio pulmón

El Bayern Munich consigue su pase a la final de la UEFA Champions League 2019-2020 tras superar en un partido sin altibajos al Olimpique de Lyon, con un resultado de 0-3 y con el motor a media marcha.

Los dirigidos por Hans-Dieter Flick acceden a su undécima final de Champions League y se enfrentarán al París Saint-Germain, gracias a un doblete de Serge Gnabry y uno de Robert Lewandowski.

Foto EFE

El Bayern consigue la clasificación en un partido que controló en todos los aspectos, gracias a la calidad individual de sus jugadores que en momentos claves hicieron la diferencia, determinante en esta clase de partidos y en estas instancias.

La posibilidad de conseguir su sexta orejona llega siete años después, tras el título conseguido en la edición 2012-2013 ante el Borussia Dortmund.

El Lyon se planteó con su acostumbrada línea de tres defensores que se transforma en una línea de cinco cuando defiende, con el retroceso de Cornet por izquierda y Dubois por derecha, ante un clásico 4-2-3-1 del Bayern Munich con Lewandowski en punta.

Un plantamiento valiente del Lyon en ataque con línea de cinco centrocampistas y que tuvo la primera ocasión clara del partido en su afán de irse adelante en el marcador, antes de que el Bayern Munich se instalara en el campo y se sintiera más cómodo con el balón.

El Lyon, sin interés de tener posesiones largas, aprovechó la velocidad de Cornet por izquierda y su sociedad con el capitán francés y referente en ataque Memphis Depay para acercarse al arco de Neuer y tomar el protagonismo del partido por encima del conjunto alemán.

Foto EFE

Cuando el Lyon mejor estuvo y el camerunés Toko Ekambi estrelló un balón en el palo tras una jugada individual, inmediatamente Gnabry, en una jugada emulando a Arjen Robben, condujo desde la derecha en una diagonal hacia el área y con un zurdazo al ángulo sumó el primero para el conjunto alemán. 0-1.

Mientras Ekambi perdió una ocasión clara al palo, Gnabry armó su propia jugada y marcó un golazo que dio confianza al Bayern, inmediatamente después del fallo del africano. La influencia de la calidad individual.

El segundo llegó con Alphonso Davies, un jugador que se consolidó esta temporada en el once titular de Flick, con buen manejo del balón y pulmones para defender.

La velocidad de Davies otorgó al Bayern la salida por izquierda y el hueco que necesitó para aumentar el marcador. El lateral envió un centro al área fallado por Lewandowski pero conectado por Gnabry, quien llegó desde atrás para solo empujarla. 0-2.

El tercero, tras una pasividad defensiva y ante un Lyon resignado a cuatro minutos del final, Lewandowski conectó de cabeza un centro de Joshua Kimmich y sentenció el partido.

El delantero polaco consigue marcar en su noveno partido consecutivo del torneo europeo, mientras que se encuentra con 15 goles a dos del récord de Cristiano Ronaldo como máximo anotador en una misma edición de la Champions League.

La final entre PSG y Bayern Munich se disputará en el Estadio da Luz de Lisboa, entre un conjunto que vivirá su primera final europea y uno que busca su sexta corona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *