Iker Casillas, sinónimo de corazón

Es increíble cómo en un deporte como el fútbol, el más importante en el mundo, se es capaz de romper cualquier frontera y llegar a otras ramas de la sociedad como la cultura, la política, la economía y el arte.

De igual manera, es increíble cómo algunos deportistas, habiendo tantos en el mundo, son capaces de ganarse un espacio en el corazón de cualquier persona, ya sea aficionado al fútbol, futbolista, entrenador y ajenos al deporte.

Ese es el caso de Iker Casillas, leyenda del fútbol mundial y que hace unos pocos días, en Portugal, paralizó al mundo con una noticia que inundó todos los diarios deportivos, las redes sociales y el tema de conversación en cualquier reunión de amigos.

«Iker Casillas sufrió un infarto agudo de miocardio durante el entrenamiento de la mañana de este miércoles» comunicó el FC Porto a través de sus canales principales, momento en el que el mundo se quedó frío ante una noticia desgraciada.

Qué irónico es que el nombre de Iker Casillas sea sinónimo de corazón, pues millones de corazones españoles se paralizaron con su atajada a Robben en el Mundial de Sudáfrica 2010, miles de corazones madridistas agradecieron sus atajadas en la final de La Novena ante el Leverkusen y como en muchas otras ocasiones miles de corazones madridistas se detuvieron con esa atajada providencial al Sevilla en el Sánchez Pizjuán.

Pero esta vez el espasmo en el corazón llegó por una noticia desafortunada, pues el que fue, o es, el portero más importante en la historia del fútbol, tenía su vida en el borde de la línea. Al instante, miles de personas en el mundo se congregaron en un solo tono, el de enviar todas las fuerzas a Iker en pro de su pronta recuperación.

Cantantes, políticos, jugadores, técnicos, periodistas, modelos y aficionados se volcaron con el jugador a través de redes sociales.

Real Madrid C.F: «Iker Casillas nos ha enseñado durante toda su carrera profesional a superar los más increíbles retos para engrandecer la gloria de nuestro club. El Real Madrid C. F. y el madridismo desean ver a su eterno capitán recuperado cuanto antes y le mandan todo el ánimo del mundo.»
Cristiano Ronaldo: «Mucha fuerza amigo, espero que te recuperes pronto»
Rafa Nadal: «Un abrazo enorme a Iker Casillas en este momento. Fuerza Iker!»
FC Barcelona:
¡Mucho ánimo, Iker Casillas! Recibe nuestros mejores deseos para una pronta y total recuperación
Lionel Messi: «Quiero aprovechar para mandarle un abrazo a Iker Casillas y desearle que se recupere muy pronto»
Álvaro Arbeloa: «Mucho ánimo y recupérate pronto, Iker Casillas»
Fernando Alonso:
«Pronta recuperación campeón Iker Casillas«
Alejandro Sanz:
«Oh Capitán, mi Capitán eres imbatible, antónimo de gol y sinónimo de grandeza. Nos has enseñado que los desafíos en el campo y en la vida nos hacen más fuertes. Te esperamos Iker Casillas #FuerzaIker»
Pedro Sánchez (Pres. Gobierno de España): «
Un fuerte abrazo para Iker Casillas y su familia. Esperamos su pronta recuperación y tenerle de nuevo defendiendo la portería. ¡Mucha #fuerzaIker! ¡Estamos contigo!»

Fueron algunos de los millones de deseos y mensajes al ‘Santo del Madrid’.

En el fútbol y en la vida, porque el fútbol es vida y la vida para muchos es el fútbol, es necesario tener algo más allá de un gran talento, hay que tener una personalidad que conecte con las personas y un carisma que te ayude a sembrar un recuerdo sobre ellas. Es necesario hacer las cosas de una manera que se conviertan en ejemplo para los demás, una forma de hacer lo correcto aunque muchos estén en contra de eso, una forma de hacerlo como él lo hace, por eso es lo que es.

Gracias a Dios, a los santos del fútbol y aquellas leyendas que se encuentran sentadas a la derecha del padre, Iker Casillas se encuentra estable en un hospital en Portugal a la espera de su salida. Sin embargo es inevitable que ronde en nuestra cabeza pensar si ha llegado el fin de la carrera de Iker, esperemos que no, pues el momento de colgar los guantes debe ser en lo más alto, allí cerca de donde tantas veces voló para impresionarnos y ganarse nuestro respeto.

Así es Iker, con un corazón tan bueno que parece no caber en su pecho, tan grande que nos ayudó no solo a entender el alcance que es capaz de lograr un portero de fútbol, sino también a recordar que en la vida siempre estamos jugando en la prórroga y que en cualquier momento la vida se nos puede escapar de los guantes.

Foto: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *