PSG, una balanza de dinero y fútbol

Las apuestas de Nasser Al-Khelaïfi por un proyecto deportivo multimillonario vuelven a quedar cortas tras otra temporada de fracasos en Europa, en la que una Ligue 1 no compensa la tristeza.

Resaca fuerte debe tener Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG, inclusive ya varios días después de la eliminación del Paris Saint Germain de la Liga de campeones, nuevamente en fase de grupos y sorprendentemente, de nuevo siendo remontado, tras haber obtenido un resultado positivo en el primer partido de ida contra el Manchester United.  

Volvamos en el tiempo.  

Temporada 2016/2017. Se cumplen dos años de la histórica remontada del F.C Barcelona sobre el PSG, cuando los parisinos lograron en su casa superar al club catalán por 4-0, pero que en el partido de vuelta en el Camp Nou se vieron apabullados por una arremetida del Barcelona, que todavía con Neymar en sus filas, se le vino encima logrando un resultado de 6-1 que dejó a los franceses por fuera.  

Temporada 2017/2018. El año pasado, sin embargo, pintaba algo diferente, contaba con Neymar Jr y Kylian Mbappé, dos de los jugadores con mejor proyección en el futuro y posibles candidatos a Balón de oro. Esa fue la gran apuesta de Al-Khelaïfi: traer a los mejores y a los más caros; sin embargo, de nuevo fueron eliminados en Octavos de final por el Real Madrid de Zinedine Zidane, partidos en los que no pudieron contar con Neymar en el partido de vuelta por lesión y que resultó en un 3-1 en el Bernabéu y 1-2 en el Parque de los Príncipes. 

Temporada 2018/2019. Este sería el gran año, el PSG contó con un tridente en el ataque que mete miedo Neymar-Cavani-Mbappé, el último, recién nombrado mejor jugador joven de Europa y también con la incorporación de un legendario como Gigi Buffón, el portero que sorprendió por su fichaje en el PSG, pues después de su salida de la Juventus, se esperaba una retirada.  

Cómo no ilusionarse, con la motivación de Neymar de ganar la Champions y por fin coronarse con el balón dorado, las ansias de Mbappé de lograr el Mundial y la Champions en un mismo año y cómo no, de Gigi, con ganas de sacarse esa espina clavada de no lograr la Liga de campeones en más de 20 años de carrera profesional y después de estar tan cerca en la final de Cardiff y en las semifinales de Kiev.  

Sin embargo, nuevo golpe, el más duro quizás para Al-Khelaïfi, pues después de una inversión de más de 400 millones de euros, el PSG vuelve a caer eliminado en Octavos de final. Pero lo que diferenciaba este año a los demás era el hecho de haber logrado una victoria esta vez como visitante 0-2 ante el Manchester United en Old Trafford, pero entre los errores propios, uno de ellos de Buffón, y la infortuna de una mano en el 90’ que provocaba un penalti a favor del Manchester, el PSG sufrió otra remontada increíble, viéndose superado por 1-3.  

3 eliminaciones en 3 años en Octavos de final y con un proyecto planteado por Al-Khelaïfi a todas sus incorporaciones, dejan a un PSG mal parado ante Europa, pues el club parisino al mando de la compañía a la cual Al-Khelaïfi representa y después de haber roto el mercado con cifras en fichajes estratosféricas, demuestran que el dinero en el fútbol no lo es todo, o por lo menos, el proyecto deportivo debe ir más allá de los billetes. 

Los motivos que debe tener Al-Khelaïfi para preocuparse no se detienen, cuando los rumores se hacen más fuertes sobre el interés de equipos como el Real Madrid en los jugadores Neymar y Mbappé, pilares fundamentales de la estructura y del proyecto propuesto por el jeque para el PSG. ¿Qué le debe preocupar sobre esto? Que el claro interés de Neymar por fichar por el PSG se debía a la posibilidad de ganar el Balón de oro y salir de la sombra de Leo Messi, sueño frustrado una vez más en Octavos de final, lo que motiva al brasileño a buscar una salida, más que todo a un club como el Real Madrid que logró consagrarse 4 veces campeón del torneo en 5 años y que puede acercarlo al trofeo.  

Por otro lado está el niño maravilla, Kylian Mbappé que con solo 18 años y ya consagrado campeón del mundo con Francia en 2018, puede que tenga ya pensamientos que rondan su cabeza sobre emigrar a un club con un mayor potencial futbolístico, pues la ambición del jugador crece tras ver que con tan temprana edad lo puede lograr todo y por qué seguir esperando a hacerse mayor para poder hacerlo.  

Eso no es todo en esta cadena de preocupaciones, pues una amenaza externa y que no puede controlar Al-Khelaïfi, es el hecho de que el Real Madrid, tras el fracaso en la Champions League, siendo también eliminado en Octavos de final ante el Ajax, entran en una fase de renovación de proyecto deportivo y de plantilla, lo que empuja al Real Madrid a ir por los dos jugadores del PSG, y viendo lo anterior, qué mejor motivación para los 2 jugadores de aceptar la invitación que ser esos dos pilares de la gran renovación que busca el Real Madrid.  

Al-Khelaïfi deberá pensar con la cabeza y no con el dinero, pues para estrellas de este deporte hay cosas más importantes, como llegar a la gloria deportiva y escribir sus propios capítulos en este libro que ya cuenta con nombres que no se olvidarán jamás. El proyecto deportivo del PSG debe ser eso, deportivo y no económico, pensar con el técnico las necesidades de un club, y no solo llenar el barco de estrellas sin un capitán que sepa cómo navegarlo. 

Mucho dinero ha puesto en la balanza Al-Khelaïfi, el mismo con el que trajo a jugadores de renombre pero que ahora es el que le desequilibra la balanza la cual deberá equilibrar para tomar un rumbo recto hacia sus objetivos.  Pregunto yo, si estos jugadores y el dinero invertido desequilibraron la balanza, ¿la salida de ellos sería la solución?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *