El Real Madrid supera la intensidad

El WiZink Center se vistió de gala para recibir al Real Madrid en su partido frente al Kirolbet Baskonia, después de 2 partidos consecutivos viendo la derrota. Un partido engalanado por el homenaje realizado al eterno Felipe Reyes, en su partido número 779, que supone el récord al jugador con más numero de partidos jugados en la historia de la liga.

El partido se vio marcado por la agresividad e intensidad con la que se empezó a encaminar el partido, seguramente estrategia planteada por los visitantes para cortar el juego del Real Madrid. Sin embargo, el de siempre, Facundo Campazzo, lideró el juego del Madrid con velocidad y elasticidad en la mitad de la cancha, siempre bien marcado pero capaz de encontrar el espacio perfecto para conectarse con Anthony Randolph, Klemen Prepelic y Rudy Fernández, quien abandonó el partido al final del primer cuarto por un fuerte golpe en su ojo izquierdo.

Pablo Laso no estuvo conforme con el arbitraje y así se evidenció en todo el partido, por lo mencionado, una intensidad exagerada por los visitantes y a la que se dejó llevar el Madrid. Pero Laso, astuto y con cabeza fría en medio del incendio, supo aprovechar la calma de Felipe Reyes para pausar el partido y envió un mensaje claro de calma al Baskonia con el ingreso de Tabares y Ayón, quienes estuvieron claros en los bloqueos, llegando sin falta y actuando en el primer pase a Campazzo y Prepelic, encargados de la salida con balón.

Prepelic, quien acompañaba y reemplazaba a Campazzo en el terreno según lo establecía Laso, rompieron la defensa del Baskonia y supieron reponerse cuando se vieron debajo no solo en el juego sino en el marcador, por eso el final apretado, en el que los espectadores estuvieron conectados y presionaron constantemente.

El Real Madrid se enfrentará al Movistar estudiantes en la Copa del Rey, con ansias de continuar con el buen camino y el deseo de contar nuevamente con el aclamado Sergio Llull.

Galería de imágenes del partido en: http://laremontada.com/?p=1345

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *